Publicaciones en diferentes medios escritos

Publicacion en Holland Herald la galardonada revista a bordo más antigua del mundo (1966) de la aerolínea KLM

Holland Herald en la edición de Marzo incluye en su apartado de viajes "Insider Guides" un articulo sobre Santiago de Chile, destacando a la Peluquería Francesa, Restaurant Patrimonial - Boulevard Lavaud como un lugar especial y único para visitar y cenar con amigos.La revista cubre un tema de gran interés cada mes. Los artículos hablan de viajes, estilo de vida, artilugios divertidos y datos interesantes.

Boulevard Lavaud - Peluquería Francesa en la Prensa

Diario Financiero - MÁS DE 140 AÑOS DE PRESENCIA EN EL MERCADO - Peluquería Francesa abre nuevos nichos de negocio

Con una tienda gourmet y otra de decoración esperan potenciar el negocio.

Con más de 140 años en el mercado, la tradicional y emblemática Peluquería Francesa, negocio que orada cortes de pelo, gastronomía, arte, historia y cultura, se refuerza con dos nuevos nichos de negocio: una tienda gourmet y otra de decoración. Las dos ubicadas en edificios contiguos a la peluquería.

Cristian Lavaud, nieto del fundador y actual dueño, cuenta que se trata de una inversión importante para ambos locales, preocupados de la restauración de los edificios e instalaciones.
“Se trata de complementar el negocio, porque la tienda gourmet será una proveedora importante para el restaurant", señala Lavaud.

Armonía gastronómica
Mensual mente llegan unas siete mil personas al restaurante, siendo los extranjeros un público constante durante el año.
"Mucha gente viene a cortarse el pelo y aprovecha de pasar a comer o tomar algo" acota Lavaud. El negocio es una especie de museo, donde se pueden encontrar importantes detalles, como la puerta de la casa del presidente Balmaceda y la máquina de escribir de Pepo, entre otros. Además de adaptar muchos elementos como antiguos secadores de pelo, grandes y profesionales, hoy transformados en lámparas. Pero, sin duda, otra de las atracciones es que casi todo (muebles, lámparas, entre otros) está a la venta.

Boulevard Lavaud - Peluquería Francesa en la Prensa

Revista Capital

Con la recuperación de un edificio en ruinas, los impulsores del Boulevard Lavaud han creado un nuevo canon. El foco en lo antiguo, en el patrimonio, en el barrio Yungay. Aquí no hay espacios minimalistas ni música electrónica. Todo es calidez, rincón y olor a viejo, aunque esté recién inaugurado. Un buen trabajo, que se nota sacrificado, meticuloso y a pulso. Este verano es el momento de conocerlo. Febrero de 2005.

Boulevard Lavaud - Peluquería Francesa en la Prensa

Revista Coiffure de Paris

Peluquería Francesa. Un salón francais dans les Andes. Á Santiago du Chili, le plus ancien salon du pays est... francais.
Paris, Mayo 2007.

Boulevard Lavaud - Peluquería Francesa en la Prensa

Revista Paula

Al Boulevard Lavaud se le conoce principalmente por la Peluquería Francesa que ahí funciona -fundada en 1868- y por su restorán, que a estas alturas es un ícono en el barrio Yungay. Pero hay más. Este local es también una tienda de antigüedades, donde se pueden encontrar sillones de los años 20, chapitas de las salitreras, radios dignas de coleccionista y roperos normandos. Abril 2006.

Boulevard Lavaud - Peluquería Francesa en la Prensa

Revista IN de LAN

Una peluquería sacada de principios de siglo sorprende y recibe al visitante. En el segundo piso hay ambientes semiprivados con muebles de todas las épocas, que también están a la venta. Para compartir entre varios, recomendamos la tabla Premium con paté de la casa y pan de cebolla.
Octubre 2005.

Boulevard Lavaud - Peluquería Francesa en la Prensa

Revista Casa & Decoración

La otrora Peluquería Francesa, hoy renueva su espíritu y da paso al Boulevard Lavaud, un recinto que alberga en su interior todo el embrujo del Santiago de 1900, que junto con sorprender, encanta por su elegancia y sutileza, dando vida a una singular cafetería y dos salones de belleza, sencillos , poéticos y acogedores.
Abril 2004

Boulevard Lavaud - Peluquería Francesa en la Prensa

Revista Caras

Boulevard Lavaud, el centro de la nostalgia. Ir al barrio Yungay, el más antiguo de Santiago, es reencontrarse con el pasado. Y este restorán, ubicado junto a la centenaria Peluquería Francesa, resulta un evocador paseo donde la memoria se recicla.
Junio 2006.

Boulevard Lavaud - Peluquería Francesa en la Prensa

Revista Urbe

Un lugar digno de conocer es el Boulevard Lavaud, del barrio Yungay. Un edificio patrimonial del siglo pasado en cuya remozada arquitectura de 400 metros cuadrados, comparten espacio la clásica Peluquería Francesa con sus secciones para hombres y mujeres, un café, un bar y un restaurante con múltiples salones. Y todo el conjunto funciona como una gran tienda de antigüedades, porque se puede adquirir el mobiliario y los accesorios que forman parte de la decoración.
Marzo 2006.

Boulevard Lavaud - Peluquería Francesa en la Prensa

Revista Vivienda / Decoración

Boulevard con sabor a tradición. En el corazón del barrio Yungay, en la trastienda y segundo piso de la Peluquería Francesa, se abrió el Boulevard Lavaud: un resto-bar y tienda de antigüedades que se inscribe dentro de la ruta patrimonial inaugurada en el centro por el Ministerio de Bienes Nacionales.

Boulevard Lavaud - Peluquería Francesa en la Prensa

Revista Cosas

Donde había una pensión de estudiantes, un terreno semi vacío donde vendían leña y había una costurera, se transformó en un gran edificio patrimonial restaurado donde, unido a la mítica barbería de hombres, hoy funciona un restaurante lleno de detalles de exquisito gusto. Mayo 2006

Debe ser uno de los locales con ambientación más original de Santiago, pero no por los recientes alardes de diseño futurista sino, al contrario, porque abarca una buena mesa, antigüedades y hasta la centenaria Peluquería Francesa en pleno funcionamiento. El nieto de su fundador recuperó y adaptó el edificio y en una inédita alianza ha instalado junto a ella los comedores distribuidos en dos pisos. Casi todos los curiosos objetos de época están a la venta y en ocasiones las mesas invaden la peluquería fuera de sus horas de atención.
Febrero 2006

Revista YA

MENÚ FRANCÉS
Espressos y cafés cortados con amaretto son algunas de las propuestas de la tradicional Peluquería Francesa, que hace un tiempo añadió a sus servicios de corte, la venta de antigüedades y un pequeño restaurante. Especial para ejecutivos y clientes del sector es el menú diario que incluye una sopa de temporada, un plato de fondo y un delicioso postre francés.
Febrero 2006

Diario El Mercurio

Restorán Histórico
Con artistas fieles, extranjeros que llegan por dato o por indicaciones de sus gruesas guías de viaje, es un de los rincones más inesperados de Santiago Poniente.
Febrero 2007

Revista Travesías

Ubicado en el barrio Yungay, a pocas cuadras de la estación de Metro Quinta Normal, se instaló este restaurante-bar en un edificio del 1900. La legendaria Peluquería Francesa, fundada hace más de cien años por Emilio Lavaud fué revitalizada por su nieto, y el bar se levanta a un costado de ésta y de una tienda de antigüedades. El mobiliario y la decoración consisten en antigüedades rescatadas del edificio en ruinas. Todo está a la venta, desde las lámparas de pie hasta antiguos sillones.
Noviembre 2005

Revista Placeres

La Peluquería Francesa es un boulevard que está en calle Compañía. "Un amigo vino un día y se encontró con todos los actores de la tele". O sea, el lugar está de moda. Es jueves y el lugar está a full. Una larga escalera lleva al segundo piso donde cada una de las piezas atiborradas de antigüedades es perfecta escenografía para compartir y mirar. Ofrecen Coq au Vin como plato de la casa.
Enero-Febrero 2008.

Un lugar con Historia - Soledad Martínez, el Mercurio 2006

Debe ser uno de los locales con la ambientación más original de Santiago, pero no por los recientes alardes de diseño futurista sino, al contrario, porque abarca buena mesa, antigüedades y hasta la centenaria Peluquería Francesa en pleno funcionamiento. El nieto de su fundador recuperó y adaptó el edificio y en una inédita alianza ha instalado junto con ella los comedores distribuidos en dos pisos. Casi todos los curiosos objetos de la época están a la venta y en ocasiones las mesas invaden la peluquería fuera de sus horas de atención.

La oferta culinaria en ese espacio sorprendente y grato comienza al desayuno y dura hasta la noche, salvo el domingo. En el almuerzo había menú de precio fijo y numerosos platos livianos: tablas y tapas, quiches y tartaletas, ensaladas y sándwiches, además las recetas principales. En la mesa, pan de nueces y paté, mantequilla y mayonesa. Buen pisco sour seco y suave amaretto con naranja. Pedimos tartaleta de alcachofa en rica masa servida con ensalada. Entre los platos de fondo probé salmón en papillote y coq au vin. El primero traía una gran presa envuelta, algo seca y con pocos mariscos, y se acompañaba de un correcto puré de espinacas a la crema. Más interesante me pareció la versión un tanto simplificada (hay tantas que no se puede exagerar en ello) del pollo (ya no gallo) al vino. En este caso, un trutro doble, sabroso por la intensa salsa de vino tinto con profusión de verduras picadas en ausencia de otros de los ingredientes clásicos, y con la compañía también innovadora de un molde de risotto con champiñones.

os postres fueron un fino y tampoco muy ortodoxo tiramisú de la casa, y créme brulée de suave textura similar a la de una mouse, cubierta por un acaramelado más ligero de lo habitual. Café expreso, de entre gran cantidad de variaciones con y sin licor. Vino cabernet sauvignon reserva 2003 Toro de Piedra, del valle de Curicó. Los precios son, como se puede apreciar, felizmente moderados.