El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
Síguenos en:
 

pie www.webside.cl www.webside.cl

Ruta Patrimonial Barrio Yungay
sep

El Boulevard Lavaud está considerado por el Ministerio de Bienes Nacionales y el Consejo de Monumentos, como Centro de Conservación Histórica. Es el Portal donde comienza la Ruta Patrimonial del Barrio Yungay, los Museos de la Quinta Normal, Matucana 100, la nueva Biblioteca Nacional de Santiago, los Pasajes Adriana Cousiño y Lucrecia Valdés, además de la casa de don Ignacio Domeiko, la Plaza Yungay y la Iglesia de San Saturnino, entre otros.

 
 
sep
HISTORIA DEL BARRIO YUNGAY
La historia de Santiago Poniente se remonta a la conquista en 1541. Pedro de Valdivia al realizar el acto fundacional entrega a uno de sus guerreros, Diego Garcia de Cáceres, un solar, una encomienda y una chacra situada ente el rio Mapocho y la Cañada (actual Alameda). Esta chacra, se extendía ampliamente hacia el poniente, abarcando lo que luego sería el barrio Yungay, la avenida Matucana y la Quinta Normal. Era un hermoso llano con toda suerte de cultivos, cruzado por caminos que continuaban la línea recta del trazado en damero de las calles de la ciudad. Frente a esta propiedad formó un sendero, que siguiendo los nombres de sus propietarios se denominó primero "Cañada de García de Cáceres" luego "Cañada de Saravia" y posteriormente "Cañada o Callejón de Portales"; luego, "Callejón de Negrete", hasta recibir su nombre actual, Avenida Brasil.
Leer más...
A la muerte de García de Cáceres, la chacra es heredada por su hija Isabel, casada con Ramiráñez de Saravia. A comienzos del 1800, José Santiago Portales Larraín la recibe en herencia de su padre Diego Portales Irarrázaval Bravo de Saravia. La chacra contaba con 222,5 cuadras, es decir unas trescientas cincuenta hectáreas. Sus limites eran, por el norte, el camino a Valparaíso (actual Calle San Pablo), por el oriente, el callejón de Negrete (actual Avenida Brasil), por el sur, la Cañada Abajo (actual Alameda) y por el poniente, se extendía hasta la actual Quinta Normal de Agricultura.
Hasta 1836 las únicas prolongaciones hacia el poniente eran la Cañada Abajo y el camino a Valparaíso. La acción del Estado y de los particulares fue determinante en el proceso de desarrollo urbano hacia el poniente de la ciudad. Al adquirir el Estado los terrenos para la creación de un campo de experimentación agrícola, la Quinta Normal de Agricultura, contribuyó a que durante la segunda mitad del siglo XIX el desarrollo de los nuevos barrios se orientara hacia el Poniente



En 1836, los descendientes de José Santiago Portales Larraín, los Portales Palazuelos, vendieron en forma paulatina sus 16 hijuelas, generándose los loteos de la Villita de Yungay, la Quinta Normal de Agricultura, como proyecto público, y la instalación de varios monasterios. La empresa loteadora de Juan de la Cruz Sotomayor y Jacinto Cueto compró en 1837 la hijuela de Don Diego Portales, asesinado ese mismo año. En ella se formó el Barrio Yungay, contemplándose terrenos para una plaza y una iglesia: la actual Plaza Yungay y la iglesia de San Saturnino. Por decreto del Presidente José Joaquín Prieto, el 5 de abril de 1839 se oficializó la existencia del "barrio Yungay". Simultáneamente se trazo una plaza, denominada inicialmente "Plaza Portales" y mas tarde "Plaza Yungay".

En 1840 la población de Santiago aumentaba de día en día, y la ciudad comenzaba a extenderse hacia el poniente con la creación del barrio Yungay. Las manzanas se vendían a precios irrisorios. "José Cumplido compró la quinta ubicada en Santo Domingo esquina Sotomayor en seis centavos la vara. Aquí el señor Cumplido construyó sus casas con los adobes fabricados en la antigua Plaza Portales"

La calles céntricas de la vieja capital se extendieron hacia el poniente y dos de ellas: las de Compañía y Catedral, llegaron a la antigua Alameda de San Juan (actual Matucana). Desde la calle de las Cenizas (San Martin) hacia el poniente se denominaba Santa Ana, por estar allí la antigua parroquia edificada por el ingeniero Agustín Caballero, discípulo de Toesca.

El barrio fue delineado por los ingenieros Jacinto Cueto y Juan de la Cruz Sotomayor, éste último era dueño de casi toda la nueva "Villita", y tenía su casa en la calle Catedral entre Esperanza y Maipú.
La Plaza se delineó a raíz del triunfo de las armas chilenas en Yungay; pero el paseo se denominó, hasta después de 1880, "Plaza Portales" en honor al Ministro. En el contorno de la plaza Yungay comenzó a levantarse, desde 1841 el barrio Yungay.

La segunda empresa loteadora, constituida por Santiago Salas, Javier Errázuriz, Juan de la Cruz Sotomayor y Domingo Matte, se forma "con el objeto de abrir calles y vender sitios, como se hizo, pues lo que hoy forma el nuevo barrio Yungay". La sociedad Salas, Errázuriz y Sotomayor se hizo dueña de 62 hectáreas repartidas en dos lotes: uno muy extenso que limitaba al norte con la calle San Pablo; al sur con el Galán de la Burra (hoy Erasmo Escala); al oriente, con calle Esperanza y al poniente con la Avenida Matucana; el segundo y más pequeño, limitaba al norte con la misma calle San Pablo; al sur con la calle Catedral; al oriente con Bulnes y al poniente, con la calle Cueto. Las ventas se realizaron entre los años 1842 y 1847, fecha en que se disolvió la sociedad.
La tercera empresa fue la sociedad de José Vicente Larraín e Ignacio Morán, concuñados y maridos de las herederas Portales Palazuelos, a los cuales se unieron Martín Segundo Larraín, José de la Caraveda y Eugenio Domingo Torres, todos asociados expresamente para vender sitios. Finalmente José Vicente Larraín creó una cuarta empresa para los mismos fines, con los terrenos correspondientes a doña Juana Portales, situados al norte de la calle San Pablo y la actual calle Mapocho.

En 1842 quedaban con sus antiguas asignaciones sólo las hijuelas de doña Mercedes Portales de Eyzaguirre, doña Teresa Portales y doña Maria Portales. La primera, ubicada en los alrededores de la actual Plaza Brasil, se dividió entre sus hijos y algunos monasterios; la segunda se vendió al fisco en 1850, para completar la Quinta Normal de Agricultura. Las parcelas de doña Dolores y doña Carmen Portales, situadas al norte de la propiedad, entre las calles San Pablo y Mapocho, terminaron transformados en barrios miserables.

En 1850, la situación del país y especialmente la ciudad de Santiago evoluciona producto de diversos factores: la emigración de las familias acomodadas provincianas a la capital, la inmigración extranjera, las influencias externas a través de los frecuentes y largos viajes al extranjero de las familias santiaguinas, el aumento del comercio producido por la apertura y libertad que permitió la independencia, el extraordinario desarrollo de la economía minera de la plata, el oro, el cobre; posteriormente el salitre y el carbón y la transformación de las actividades agropecuarias tradicionales.

A partir de 1872, el sector de Santiago Poniente, en el marco de los grandes proyectos urbanos impulsados por el intendente Benjamín Vicuña Mackenna, se vio beneficiado con la apertura de las calles "tapadas", como Moneda y Negrete (actual calle Brasil 1887), el abovedamiento del canal Negrete, el establecimiento y ampliación del suministro de agua potable, la construcción de nuevas escuelas y el saneamiento de los barrios populares del sector.

Al barrio Yungay llegaron a habitar entre 1840 y 1930 no solo personajes de alto nivel social, sino que también todo un importante grupo intelectual contratado por el gobierno para el desarrollo cultural y científico de la república, destacándose entre ellos el científico polaco Ignacio Domeyko (1802-1889); todos los cuales ayudaron a elevar su estatus emergente, concitando el interés de los residentes acomodados del centro de la ciudad para desplazarse hacia este nuevo sector.

Uno de los grandes promotores del nuevo barrio fue el emigrado argentino don Domingo Faustino Sarmiento (1811-1888), más tarde Presidente de su patria (1868-1874). A José Victorino Lastarria le interesó vivamente la personalidad de Sarmiento; y en poco tiempo, siendo ambos escritores fileros íntimos amigos. Lastarria lo ayudó a fundar una escuela para que Sarmiento se ganara la vida. El 18 de enero de 1842, el Presidente Bulnes fundó la primera Escuela Normal de Profesores (o Preceptores), confiando la dirección a Sarmiento. Esta Escuela la instaló en una casa ubicada en Matucana esquina Compañía, y abarcaba toda la manzana ocupada hoy por el hospital San Juan de Dios.

La tradición dice que Sarmiento es uno de los grandes impulsores del barrio Yungay. En un artículo escrito por él en EL MERCURIO de Valparaíso, del 3 de abril de 1842, sobre "La Villita de Yungay" comenta " que al poniente de Santiago y a una distancia, como diez a once cuadras de la Plaza de Armas, había una finca de potreros pertenecientes a un señor Sotomayor que para venderla con provecho, se propuso dividirla en manzanas, que estuviesen a su vez subdivididas en sitios, para dar un triple valor al terreno. La especulación ha tenido los más felices resultados; y una población numerosa se ha reunido para hacer salir del seno de la tierra, cual si hubiese sido sembrada, una hermosa villita, con calles alineadas y espaciosas, algunas de las que lleva ya el nombre de calle Sotomayor, su correspondiente Plaza Portales, su Capillita y sus cientos de edificios, que se están levantando todos a un tiempo, como para un día convenido, presentando el espectáculo más animado por la actividad que reina por todas partes".

"Una calle también nueva y muy recta va de la nueva villa a unirse con la de la Catedral, estableciendo para los sucesivo, si hubiesen buenas veredas, el paseo más largo y agradable que pueda imaginarse", "vemos los progresos de esta villa, la policía que en ella se establece, la numeración, e iluminación de sus calles, su ornato y su alameda."
sep
 
Grandes Personajes
En 2005, mientras el Obispo de Valparaíso libraba una batalla para mantener en la Catedral del puerto, el Cáliz de cobre en el que se encuentra depositado el corazón de Diego Portales; en Santiago, en los trabajos de remodelación de la cripta arzobispal de la Catedral, se encontraron dos sarcófagos. En uno de ellos, estaba el Presidente de Chile José Tomás Ovalle y en el otro, recubierto de plomo y con costillas de metal para con.servar en el mejor estado posible el cuerpo embalsamado, fue hallado quién fuera uno de los grandes estadistas chilenos. Con una sierra se cortó el plomo y a la vista de todos aparecio una momía en tenida militar, con los botones de la chaqueta verdes de óxido. junto al cadáver había un tubo de plomo y en su interior, un papel que sólo se leía "í837". Era la fecha de la muerte de Diego Portales.
Leer más

Los cafés  fueron conocidos en Chile poco antes de 1808, pero bajo el nombre de trucos, con alusión a un juego muy parecido al billar, sólo se introdujo en Santiago año 1812 ó 1814.

El primer Director de la Escuela Militar,
fundada por Bernardo O'Higgins, fue el
Coronel Georges Beauchef, quien había
servido en el Ejército de Napoleón.


En 1851, la colectividad francesa de Valparaíso, fundó la 5éme. Compagnie Pompe Francaise. En Santiago los franceses fundaron la 4éme Compagnie de Pompiers, en 1877 y en 1891, la 7éme Compagnie de Pompiers onneur et Patrie.

La Quinta Normal de Agricultura, como se llamó en su inicio, fue creada en 1841 durante el gobierno de José Joaquín Prieto (1831- 1841) como un pequeño campo modelo para la experimentación y difusión de las nuevas técnicas agrícolas de la Sociedad Nacional de Agricultura. Allí funcionó la primera Escuela Práctica le Agricultura y salieron las especies forestales que se adaptaron a nuestro suelo y las semillas que adornarían los parques Macul, Lota, Cousiño (actual O'Higgins) y Forestal entre otros. Don Rudolfo Amando Phillipi (1808-1904), sabio naturalista y geólogo fue Director del Museo de Historia Natural en 1853 y sistematizó el jardín Botánico y su invernadero. Benjamín Vicuña Mackenna (1831 - 1886) como intendente de Santiago impulso la Ampliación de parque y mando a construir el edificio nuevo del museo de Historia Natural, que se inauguro con la Exposición Internacional de 1876.
Vicuña Mackenna al referirse a la pavimentación de las calles indicaba que debía ser similar a la de las calles parisinas Saint-Honoré, Richelieu y Vivienne. Respecto al ancho y el estilo del camino de circunvalación de la ciudad, proponía como ejemplos la Avenue de Chams-Élysées y la Avenue de Montreuil en Versalles. Y como estos, sugería muchos ejemplos parisinos para adoptar en Santiago. El impulso urbanístico del intendente fue notorio, a tal punto que una revista parisina comentaba en 1873: "Solamente en Santiago, durante el año 1873 se han construido 314 edificios públicos, por un valor total de 3.939.430 piastras".
El huemul aparece en el Escudo Nacional desde el 26 de junio del 1834, según el diseño original del artista británico Carlos Wood Taylor. Si no lo había notado, lleva en la cabeza una corona naval de oro.
Claudio Gay (1800-1873), Naturalista que vino a Chile en 1828 contratado por el Gobierno. Se le encomendó hacer un viaje científico por la naciente República para estudiar su flora, fauna y geografía y geología. Los resultados de su trabajo fueron publicados en Francia, en 1844, en su voluminosa Historia Física y Política de chile. La Sociedad Nacional de Agricultura lo comisionó para proyectar los trabajos que se realizarían en la Quinta Normal, con la condición que toda actividad se desarrollara con las más modernas técnicas agronómicas. Así creó el jardín de Plantas, La Estación Experimental Agronómica y los parques y jardines, con especies que aún se conservan.


Desde que el Alarife de Gamboa, por instrucciones de Pedro de Valdivia, trazara "a regla y cordel" las calles y manzanas de la ciudad de Santiago en febrero de 1541, muchas cosas han pasado... ¿¡¡sabía usted que Gamboa era tuerto!?

La flor del copihue fue declarada "Flor Nacional de Chile" el 20 de septeimbre de 1984.
sep